fbpx

Cómo evitar la caída de pelo: Uno de los motivos es el estrés | Te lo explicamos en Pisano HTC en Córdoba

Nestor Pisano

Se tituló como cirujano en la Universidad Católica Argentina, en Buenos Aires, en el área de cirugía estética y plástica reparadora.

¿Qué es la Caída de Pelo?

La caída de pelo, o alopecia, es un fenómeno que puede afectar a hombres y mujeres de diferentes edades. Se caracteriza por una pérdida notable de cabello, que puede ser gradual o repentina. Entender este fenómeno es el primer paso para encontrar una solución adecuada.

Motivos por los que se Produce la Caída de Pelo

La caída del cabello puede ser resultado de una variedad de factores, los cuales pueden variar considerablemente entre individuos. Entender estos factores es esencial para abordar el problema de manera efectiva. Aquí se detallan los motivos más comunes por los que se produce la caída de pelo:

Factores genéticos: La predisposición genética es uno de los causantes más comunes de la caída del cabello, conocida como alopecia androgénica. Esta condición afecta tanto a hombres como a mujeres y es responsable del patrón de calvicie masculino y femenino. En los hombres, esto puede resultar en una línea de cabello en retroceso o calvicie en la corona, mientras que en las mujeres, suele manifestarse como un adelgazamiento del cabello en todo el cuero cabelludo.

Desequilibrios hormonales: Las mujeres pueden experimentar pérdida de cabello debido a cambios hormonales, especialmente durante el embarazo, la menopausia o debido a trastornos como el síndrome de ovario poliquístico (SOP). Los desequilibrios hormonales pueden afectar el ciclo de crecimiento del cabello y provocar su caída.

Estrés: El estrés físico y emocional significativo puede desencadenar una pérdida temporal de cabello, conocida como efluvio telógeno. Esta condición provoca que más cabellos de lo normal entren en la fase de reposo del ciclo de crecimiento del cabello y luego se desprendan. Normalmente, el cabello vuelve a crecer una vez que se reduce el estrés.

Enfermedades y condiciones médicas: Diversas enfermedades, como las afecciones de la tiroides, la anemia y las infecciones del cuero cabelludo, pueden causar pérdida de cabello. Además, condiciones autoinmunes como la alopecia areata, donde el sistema inmunitario ataca los folículos pilosos, pueden resultar en la caída del cabello en parches.

Medicaciones y tratamientos: Ciertos medicamentos y tratamientos médicos, como la quimioterapia, medicamentos para la presión arterial, antidepresivos y otros, pueden tener como efecto secundario la pérdida de cabello. Por lo general, el cabello comienza a crecer de nuevo una vez que se termina el tratamiento.

Malos hábitos de cuidado capilar: El uso excesivo de tratamientos químicos como tintes, alisados y permanente, así como el uso frecuente de herramientas de calor como secadores y planchas, pueden dañar el cabello y provocar su caída. Los peinados muy apretados que tiran del cabello (como coletas o trenzas ajustadas) también pueden causar una pérdida de cabello conocida como alopecia por tracción.

Deficiencias nutricionales: Una dieta deficiente en nutrientes esenciales como proteínas, hierro, vitaminas y minerales puede afectar la salud del cabello y conducir a su caída. Un equilibrio adecuado de nutrientes es crucial para mantener los folículos pilosos saludables y promover el crecimiento del cabello.

Trucos para Evitar la Caída de Pelo

Para prevenir o minimizar la caída del cabello, es importante adoptar una serie de hábitos y prácticas saludables. A continuación, se detallan algunos trucos efectivos:

Mantener una Dieta Nutritiva: La salud del cabello comienza desde el interior. Una dieta bien balanceada, rica en vitaminas y minerales esenciales, puede ayudar a fortalecer el cabello desde la raíz. Asegúrate de incluir proteínas de alta calidad, hierro, ácidos grasos Omega-3, zinc, y vitaminas A, C, D y E. Alimentos como el pescado, las frutas, las verduras, los frutos secos y las legumbres son excelentes para mejorar la salud del cabello.

Minimizar el Estrés: Dado que el estrés puede contribuir significativamente a la pérdida de cabello, encontrar maneras de relajarse y reducir los niveles de estrés es crucial. Prácticas como el yoga, la meditación, el ejercicio regular o cualquier actividad que te relaje pueden ser beneficiosas.

Evitar Tratamientos Capilares Agresivos: El uso frecuente de tratamientos químicos, tintes, y calor excesivo puede dañar el cabello y provocar su caída. Trata de limitar estos tratamientos y opta por opciones más naturales y menos dañinas. Además, evita peinados que ejercen mucha tensión en el cabello y el cuero cabelludo, como coletas o trenzas muy apretadas.

Usar Productos Adecuados: Selecciona productos para el cuidado del cabello que sean adecuados para tu tipo de cabello y cuero cabelludo. Evita aquellos que contienen ingredientes demasiado agresivos o secantes. Si es posible, opta por productos naturales o libres de sulfatos y parabenos.

Mantener una Buena Higiene del Cuero Cabelludo: Un cuero cabelludo saludable favorece el crecimiento de cabello fuerte. Lava tu cabello regularmente, pero no en exceso, para evitar la acumulación de productos y sebo que pueden obstruir los folículos pilosos. Utiliza masajes suaves con la punta de los dedos para mejorar la circulación sanguínea en el área.

Evitar el Tabaco: Fumar puede debilitar y dañar el cabello debido a la reducción de la circulación sanguínea en el cuero cabelludo. Dejar de fumar no solo mejora la salud de tu cabello, sino también tu salud general.

Manejo Adecuado del Cabello Mojado: El cabello es más frágil y propenso a la rotura cuando está mojado. Evita cepillarlo o peinarlo bruscamente después de la ducha. En su lugar, utiliza un peine de dientes anchos y desenreda suavemente, comenzando por las puntas y avanzando hacia las raíces.

Protección contra el Sol y la Contaminación: La exposición prolongada al sol y a la contaminación puede dañar el cabello. Utiliza sombreros o pañuelos para proteger tu cabello y aplica productos que contengan filtros UV cuando sea necesario.

Consejos para Mantener un Cabello Sano

  • Lava tu cabello con productos suaves y adecuados a tu tipo de cabello.
  • Evita peinados que tiran del cabello y lo tensionan.
  • Protege tu cabello del sol y la contaminación ambiental.

Pon Remedio a la Caída de Pelo con Soluciones Definitivas

En Pisano HTC en Córdoba, ofrecemos soluciones avanzadas para la caída de pelo, incluyendo:

Injerto Capilar FUSS

La técnica FUSS (Follicular Unit Strip Surgery) implica la extracción de una tira de cuero cabelludo del área donante para luego separar los folículos capilares e implantarlos en las zonas afectadas por la calvicie.

Injerto Capilar FUE

La técnica FUE (Follicular Unit Extraction) consiste en la extracción individual de folículos capilares, que se trasplantan uno por uno en las áreas calvas, ofreciendo resultados naturales y minimizando el tiempo de recuperación.

Conclusión

La caída del cabello puede ser una experiencia desafiante, pero con la comprensión adecuada y la adopción de hábitos saludables, se puede combatir eficazmente. Mantener una nutrición equilibrada, cuidar el cabello de manera adecuada y minimizar el estrés son pasos fundamentales para prevenir la pérdida de cabello. Además, gracias a los avances tecnológicos y médicos, técnicas como el injerto capilar FUSS y el injerto capilar FUE, ofrecidos en Pisano HTC en Córdoba, proporcionan soluciones efectivas y duraderas para aquellos que experimentan una pérdida significativa de cabello. Recuerda, la clave para un cabello sano no solo radica en el tratamiento adecuado, sino también en el cuidado preventivo y en la adopción de un estilo de vida saludable.