fbpx

¿Cómo frenar la caída de pelo? En Pisano HTC en Córdoba te lo explicamos

Nestor Pisano

Se tituló como cirujano en la Universidad Católica Argentina, en Buenos Aires, en el área de cirugía estética y plástica reparadora.

¿Por qué se cae el pelo?

La caída del cabello puede ser resultado de genética, cambios hormonales, trastornos médicos o parte del proceso natural de envejecimiento. Factores como la dieta, el estrés, enfermedades y tratamientos médicos también pueden influir en la salud capilar.

Factores que aumentan la caída del pelo

Existen múltiples factores que pueden contribuir al aumento de la caída del pelo, entre ellos:

Genética: La causa más común de la caída del cabello es la alopecia androgenética, conocida comúnmente como calvicie de patrón masculino o femenino. Esta condición es hereditaria y se caracteriza por un adelgazamiento progresivo del cabello en determinadas áreas del cuero cabelludo.

Estrés: Tanto el estrés físico (como una enfermedad grave o una cirugía) como el emocional (como problemas familiares o laborales) pueden causar una forma de pérdida de cabello llamada efluvio telógeno, donde una gran cantidad de cabello entra en fase de reposo y luego se cae.

Dieta pobre: Una alimentación deficiente en vitaminas, minerales y proteínas esenciales puede llevar a la pérdida de cabello. La falta de hierro, zinc, vitamina D y proteínas es particularmente conocida por afectar la salud capilar.

Enfermedades y medicamentos: Diversas condiciones médicas como la tiroides desregulada, la anemia y las infecciones del cuero cabelludo pueden provocar pérdida de cabello. Asimismo, ciertos medicamentos, incluyendo anticoagulantes, medicamentos para la presión arterial alta, y tratamientos de quimioterapia, pueden tener como efecto secundario la pérdida de cabello.

Tratamientos capilares agresivos: Procedimientos como el alisado permanente, el blanqueamiento o decoloración y el uso excesivo de herramientas de calor (planchas o secadores) pueden dañar el cabello y el cuero cabelludo, llevando a una pérdida de cabello temporal o permanente.

Cambios hormonales: Las mujeres pueden experimentar pérdida de cabello después del parto o durante la menopausia debido a cambios en los niveles hormonales. Los desequilibrios hormonales también pueden causar pérdida de cabello en hombres y mujeres.

Factores ambientales: La exposición a ciertos factores ambientales, como los rayos UV, la contaminación y el agua salada o clorada, puede debilitar el cabello y aumentar la caída.

Cómo frenar la caída del pelo

Frenar la caída del cabello implica adoptar una serie de medidas preventivas y tratamientos que pueden variar según la causa subyacente. A continuación, se presentan algunas estrategias efectivas:

Mantener una dieta equilibrada: Consumir una dieta rica en vitaminas, minerales y proteínas es esencial para mantener un cabello saludable. Asegúrate de incluir alimentos ricos en hierro, zinc, vitamina A, vitamina D, omega-3 y biotina.

Evitar tratamientos capilares agresivos: Minimiza el uso de colorantes, alisados químicos y el uso frecuente de herramientas de calor. Opta por productos suaves y naturales para el cuidado del cabello.

Manejar el estrés: Dado que el estrés puede contribuir significativamente a la caída del cabello, encontrar métodos efectivos para manejarlo es crucial. Considera prácticas como la meditación, el ejercicio regular o hablar con un profesional de la salud mental.

Evitar peinados tirantes: Los peinados que ejercen mucha tensión sobre los folículos, como colas de caballo muy apretadas, trenzas o moños, pueden llevar a una condición conocida como alopecia por tracción. Opta por peinados más sueltos y menos restrictivos.

Dejar de fumar: Fumar puede acelerar la pérdida de cabello al reducir la circulación sanguínea hacia los folículos capilares y dañar el ADN de las células del cabello.

Uso de productos adecuados: Utiliza champús y acondicionadores que estén diseñados para fortalecer el cabello y promover el crecimiento. Considera productos que contengan minoxidil, que ha demostrado ser efectivo para estimular el crecimiento del cabello en ciertos individuos.

Consultar a un profesional: Si notas una pérdida de cabello significativa, es importante consultar a un dermatólogo o tricólogo. Pueden diagnosticar la causa subyacente de tu pérdida de cabello y recomendar el tratamiento más adecuado.

Tratamientos médicos: En algunos casos, pueden ser necesarios tratamientos médicos para frenar la caída del cabello, como la terapia con láser de bajo nivel, inyecciones de corticosteroides o medicamentos recetados como finasterida para hombres.

Tratamientos si ya no hay vuelta atrás

Para aquellos casos en los que la caída del cabello es irreversible, existen tratamientos que pueden ofrecer soluciones efectivas:

Tratamiento Fuss: La técnica de tira de trasplante capilar implica extraer una tira de piel del cuero cabelludo de la zona donante, de donde se obtienen los folículos para el trasplante. Es efectivo, pero deja una cicatriz lineal.

Tratamiento FUE: La Extracción de Unidades Foliculares es un método menos invasivo que consiste en extraer folículos capilares uno a uno de la zona donante, lo que reduce el tiempo de recuperación y las cicatrices son mínimas.

Reducción de frente: Este procedimiento quirúrgico reduce la zona calva aumentando la línea del cabello. Es una opción para pacientes con una línea de cabello en retroceso significativa.

Terapia de plasma rico en plaquetas: Consiste en inyectar el plasma del propio paciente, rico en factores de crecimiento, en el cuero cabelludo para estimular la regeneración y crecimiento del cabello.

En Pisano HTC en Córdoba, nos comprometemos a ofrecer las mejores soluciones personalizadas para la caída del cabello. Contáctanos para una consulta y descubre el tratamiento más adecuado para ti.