fbpx

Minoxidil o Finasteride para detener la caída del cabello ¿Cuál es mejor?

Nestor Pisano

Se tituló como cirujano en la Universidad Católica Argentina, en Buenos Aires, en el área de cirugía estética y plástica reparadora.

Si sufres de calvicie o alopecia, seguro estás en la búsqueda del mejor tratamiento para la caída del cabello. Conoce las mejores opciones farmacológicas para frenar la pérdida del pelo.

Ciertamente, la caída del cabello puede convertirse en un verdadero dolor de cabeza.  Sin duda alguna, retardar o estabilizar la pérdida del pelo es la meta de muchos hombres y mujeres, que notan como poco a poco van quedándose calvos o sufren de una alopecia.

En la búsqueda de soluciones, el Minoxidil o el Finasteride para detener la caída del cabello suelen ser algunos de los fármacos más recomendados, pero cuál de ellos es mejor o cuál es más conveniente para cada caso, es lo que vamos a dilucidar en este artículo.

En definitiva, sufrir de calvicie o alopecia no tiene por qué ser una afección de por vida, ya que puede ser corregida con tratamientos para la caída del cabello.  Os contaremos cuáles son las opciones para ti, tan sólo ¡sigue leyendo!

Minoxidil ¿para qué sirve?

Como hemos dicho, son diversas las opciones farmacológicas para frenar la caída del cabello, y el Minoxidil es una de ellas. Este consiste en un tratamiento indicado para retardar y estabilizar la alopecia androgénica o calvicie común, favoreciendo y estimulando a su vez el crecimiento del pelo.

Se trata de un medicamento usado en el tratamiento de úlceras en el duodeno, a mediados de la década del 50; el cual, tras diversas aplicaciones en pacientes, se comprobó su potencia como vasodilatador, generando el crecimiento del vello corporal y fortaleciendo el cabello, efectos que no eran esperados.

Debido a ello, fue aprobado y usado como un medicamento eficaz para tratar la alopecia androgénica (de causas genéticas), tanto en hombres como en mujeres, Sin embargo, este fármaco actúa frenando la caída, pero no aumenta el número de folículos capilares, como suele creerse.

Por el contrario, es un tratamiento progresivo y para toda la vida, cuyos resultados son notorios a los 3 o 4 meses.  Se estima que su efectividad es del 66 por ciento de los hombres, pero que funciona con las mujeres en un porcentaje superior al 50%.

Si te interesa saber más sobre Injerto Capilar en Málaga, puedes acceder en el siguiente enlace.

sa

¿Cómo usar el Minoxidil?

En general, el Minoxidil para el cabello es de aplicación tópica, en forma de spray o jeringuilla, por lo menos dos veces al día, según el grado de alopecia del paciente. Su uso será de por vida, ya que una vez se interrumpa su uso, la caída del cabello volverá a aparecer.

Aun cuando existe una aplicación por vía oral, debido a los óptimos resultados y el abundante crecimiento del pelo, ha hecho que se siga aplicando mucho más mediante vía tópica, la cual suele ser la vía más recomendada para su colocación con fines de renovación capilar.

Vale destacar, que el minoxidil es un fármaco recomendado sólo en casos de alopecia androgénica o androgenética, originada por factores genéticos, y que suele ser producida por la enzima 5-alfa-reductasa y la hormona dihidrotestosterona, que son las que provocan la caída del pelo.

Finasteride ¿Cuándo usar?

Otro tratamiento anticaída de cabello es la Finasteride, un fármaco ampliamente usado para el tratamiento capilar, ya que actúa evitando que éste se caiga.  Se trata de un medicamento antiandrogénico, que inicialmente fue usado como un tratamiento para enfermedades de la próstata, por tanto, inhibe el efecto de las hormonas sexuales masculinas (andrógenos).

Desde el punto de vista químico, el Finasteride actúa como bloqueador de la enzima 5-alfa-reductasa tipo II, hormona responsable de transformar la testosterona en dihidrotestosterona (DHT). Por tanto, es ampliamente usado en paciente que padecen alopecia androgénica, ya que la DHT es la hormona que ataca el folículo piloso, miniaturizándolo hasta que termina por desaparecer, generando la caída del cabello.

Su efectividad es amplia, ya que es capaz de reducir hasta en un 60-70% la presencia de dihidrotestosterona (DHT) en el cuero cabelludo; permitiendo que el pelo recupere su ciclo normal de crecimiento, caída y renovación. En consecuencia, se trata de un fármaco eficaz hasta en un 83% de los hombres que lo consumen.

Vale destacar que la acción del Finasteride para tratar la alopecia es reducida, ya que suele ser eficaz en la parte superior de la cabeza y en la coronilla; pero no tanto en la zona de la frente y primera línea del pelo. En consecuencia, no es muy recomendado para tratar contrarrestar la pérdida de pelo en las entradas, que es la zona de caída más afectada y más visible en hombres.

 

Uso y efectos del Finasteride

El efecto anticaída es notorio a partir de los 6-12 meses de haber iniciado el tratamiento capilar con Finasteride, consolidándose a partir de los 24 meses de aplicación. Aun cuando algunas personas comienzan a experimentar efectos positivos desde el tercer mes de uso, no es resultado promedio. Al igual que el Minoxidil, es un tratamiento de por vida, ya que su suspensión revertirá los efectos conseguidos en los meses siguientes a la inhibición del fármaco.

En cuando a su uso, el Finasteride está contraindicado para mujeres, y prohibido en caso de embarazo, ya que actúa provocando la feminización del feto, si este fuera varón. Por tanto, es un tratamiento recomendado únicamente para hombres con alopecia androgénica, entre los 18 y los 40 años.

Minoxidil o Finasteride: ¿Cuál elegir?

Si estáis en la búsqueda de un tratamiento contra la alopecia, tener esta duda es muy común. Lo cierto es que la aplicación de Minoxidil o Finasteride es totalmente compatible entre sí, ya que el primer actúa a nivel externo favoreciendo la circulación sanguínea en el cuero cabelludo, mientras que el segundo es un tratamiento hormonal con efectos más profundos a escala interna.

El protocolo médico más habitual, es empezar aplicando minoxidil ante los primeros síntomas de caída o pérdida de densidad capilar, para después complementarlo con el Finasteride. En todo caso, será un especialista quien haga la prescripción de cualquiera de estos tratamientos y quien realice el necesario seguimiento del mismo.

finasteride-o-minoxidil