fbpx

Pérdida del cabello en Otoño: ¿Cómo evitarlo?

Nestor Pisano

Se tituló como cirujano en la Universidad Católica Argentina, en Buenos Aires, en el área de cirugía estética y plástica reparadora.

Hay una pérdida de cabello asociada a ciertas épocas o estaciones del año. Descubre cuáles son y cómo transcurre un ciclo natural del cabello

No se trata de un mito o superstición, ¡el cabello se cae en otoño! ¿Por qué sucede esto? Ciertamente, hay una acentuada caída del cabello en otoño, lo cual se debe a una pérdida de cabello estacional producido por un fenómeno fisiológico de reemplazo natural en esta época.

Sí, en efecto, durante el otoño pueden llegar a caerse la cantidad de cien cabellos al día; fenómeno que se ve acentuado por una mala hidratación del paciente, el estrés o causas hormonales, condiciones que afectan a la caída del pelo en otoño. La única buena noticia, es que se trata de una situación temporal, que es común tanto a mujeres como hombres y que se intensifica en esta estación del año.

Los expertos en medicina capilar aseguran que el aumento de la caída del cabello estacional es considerado como un fenómeno fisiológico de reemplazo natural, es decir, una parte del ciclo vital del pelo. Esta fase puede durar entre dos y seis años, renovándose unas veinte veces durante la vida de cada individuo, antes de morir por atrofia del folículo piloso.

Afirman que son, precisamente, las estaciones de primavera o el otoño en las que más suelen notarse el fenómeno, con lo cual se acelera el ciclo de vida del cabello. Por otro lado, cuando la caída viene provocada por este fenómeno estacional, el pelo se cae en la fase telógena, es decir, la etapa en la que éste se encuentra al final de su ciclo de rebrote; por lo cual los folículos ya están trabajando para producir cabello nuevo.

Por otro lado, suele acentuarse la caída del pelo en otoño, como consecuencia de los excesos del verano, en el cual suele darse una mayor exposición solar, baja hidratación y exposición al cloro de las piletas; en una intensa actividad capilar cuyos efectos suelen notarse tres meses después, generalmente durante el otoño.

 

¿Cuándo no se trata de una caída estacional?

Aun cuando la caída de pelo estacional es frecuente para todos los seres humanos; también es cierto que hay ciertas señales de alarma que nos indican el riesgo de que la caída tenga características patológicas severas, advirtiendo que se trata de una pérdida de pelo de otra naturaleza.

En tal sentido, las patologías alopécicas que generan pérdida del cabello, pueden estar asociadas al prurito y el dolor en el cuero cabelludo. En tales casos, la caída continuará después del cambio de estación, por lo que es recomendable consultar con un especialista, para que pueda llevar a cabo un correcto diagnóstico y prescribir el tratamiento adecuado.

Accede al enlace para observar los avances de un  implante de pelo en Córdoba.

finasteride-o-minoxidil

¿Crecimiento capilar mes a mes?

¿Factores que producen caída del pelo?

En general, entre los factores que afectan a la salud del cabello y producen su caída, se encuentran:

  • Mala hidratación
  • Estrés
  • Alteraciones hormonales (por tiroides u hormonas sexuales)
  • Síndrome del ovario poliquístico
  • Menopausa
  • Efluvio telógeno (anemias, baja hemoglobina y pérdida de ferritina, la vitamina B12 y ácido fólico)
  • Mala alimentación (dietas no balanceadas)

 

¿Cómo prevenir la caída de cabello?

Hasta ahora, hemos visto cómo puede afectar la caída del cabello estacional y la que es provocada por patologías alopécicas. Entonces, para mantener un cabello sano, fuerte y con brillo, hay que tener ciertos cuidados como los que citamos a continuación:

  • Consumir alimentos ricos en vitaminas A, B, C y E (frutas y verduras)
  • Consumir alimentos y bebidas ricas en minerales como el calcio, zinc y el hierro (leche, vegetales verdes, lentejas, pepino, pescado y carnes rojas).
  • Consumir alimentos y frutos ricos en magnesio (semillas, frutos secos, cereales integrales, legumbres y hortalizas de hoja verde); y grasas vegetales saludables (aceite de girasol, oliva, las semillas de lino y la soja)
  • Realizar actividad física regular (activa y mejora el flujo sanguíneo al cuero cabelludo)
  • Llevar rutinas capilares adecuadas, como: lavarse el pelo con una frecuencia de 2 o 3 veces por semana (no todos los días); usar productos capilares como champús, lociones o acondicionadores que respeten el cuero cabelludo y no sean agresivos (sin siliconas ni parabenos); aplicarse tratamientos capilares con acción reparadora y fortalecedora (mesoterapia con vitaminas, PRP)

Recomendaciones para ayudar a la recuperación capilar

Otras consideraciones: ciclo del cabello

Cuando se trata de caída de cabello, es necesario tener claro es que el pelo tiene su propio ciclo de vida y cada pelo es un ente totalmente independiente. El cabello crece en la fase anágena, lo cual transcurre durante aproximadamente tres años, y es la fase cuando el folículo piloso está activo y le proporciona los nutrientes y la queratina para su desarrollo.

Después de esta fase, inicia una transición de un par de semanas, denominada etapa catágena, en la cual la actividad de la raíz se detiene y deja de nutrir el cabello. Acto seguido, a los tres meses, comienza la fase telógena, en la cual el pelo se desprende y cae, reactivando de nuevo el ciclo.

Según este ciclo del cabello, en condiciones normales, nuestro cabello estará un 90% en fase anágena, motivo por el cual los médicos capilares consideran como natural la pérdida diaria de entre 50 y 150 cabellos por día.

Implante-Capilar-FUE